Historias Recetas

 

 

 

 

EL CERDO Y LA COLONIZACIÓN

En la época de la colonización una de las mayores dificultades por su consumo diario y costumbre traida de Europa era  la dificultad para crianza de puercos. Fue la mayor preocupación puesto que el puerco fue base de la conquista. Desde las expediciones de Colón “puerco y pan marchaban los hispanos descubriendo y conquistando nuevas tierras en servio de Dios y del Rey. El puerco encontró un clima apropiado y se reprodujo intensamente formando la verdadera base  económica de la conquista.

Es natural que no encontrando de primera intención apropiado  ambiente para la cría de cerdos con urgencia requerida, estuvieran justamente alarmados  los conquistadores. Cerdo y leña para cocerlos fue el pretexto para trasladar la capital . Con el puerco las expedicionarios llevaban  aceite, vino, harinas y garbanzos.

Había muchos cerdo y la manteca se consumía en abundancia supliendo al aceite en los majares curesmales. En Chancay habían más de 8000 cerdos, el pescado era abundante no sólo en tiempo de cuaresma sino en carnaval . En cuanto a hortalizas más y mejor que en España, pues acá había todo el año. Y hablando en cuanto a frutas las manzanas de Huanuco, donde nunca se agotan a los árboles.