Recetas Departamentos

 

ANCASH

 

Entre los siglos XIII y V a.C., Ancash fue el centro de irradiación de la cultura Chavín, cuya máxima expresión fue el sitio arqueológico Chavín de Huántar. Al parecer, este fungió no solo de centro administrativo de la producción agraria, sino  también de culto.

Después de Chavín de Huántar, Yayno es el complejo arquitectónico más significativo del departamento durante el período expansivo de la cultura Wari, originaria de Ayacucho (siglos IX a X). Desaparecida la presencia de esta cultura en la región, aparece en el Callejón de Huaylas la etnia de los Waras, cuyos asentamientos agrícolas fueron Vicos y Quishqui. Hacia el año 1470, los incas se asentaron en la región.

Con la llegada de los españoles (1533), los pobladores de lo que hoy es el departamento de Ancash, llamado Huaylas hasta 1839, formaban parte del incario; sin embargo, mantenían su identidad y recordaban los tiempos en que habían fungido como grupos de gobierno independientes. Tal es el caso de los conchocos y los huaylas. Años después, el 20 de enero de 1572, se realizó la fundación española de Huaraz.

Ancash, localizado al norte del departamento de Lima, es el más subdividido políticamente, debido a que cuenta con veinte provincias. Provincias con litoral son las de Santa, Casma y Huarmey. Al sur del Callejón de Huaylas, se encuentran Bolognesi y Ocros. Las que forman parte de los ejes que componen el Callejón son Recuay, Aija, Huaraz, Carhuaz, Yungay y Huaylas. Pallasca y Corongo se ubican al norte del Callejón de Huaylas, mientras que al este se localizan Huari, Antonio Raimondi, Asunción, Carlos F. Fitzcarrald, Mariscal Luzuriaga, Pomabamba y Sihuas. La particularidad de todas estas provincias es lo accidentado de su geografía y la presencia de cursos de agua que van a parar al Marañón.   

 

 

 

 
 

 

 

En la actualidad, la producción minera del departamento ha aumentado gracias a la extracción de cobre, zinc, oro y plata. La diversidad de climas de Ancash posibilita una amplia variedad de productos agrícolas, como marigold, choclo y camote. La ganadería ancashina aún está poco desarrollada.

 

Los platos típicos de Ancash se preparan con carne de cuy, aves, cerdo y ovinos. También, se utiliza el ají, las papas y el maíz. Las sopas y caldos abundan, al igual que los panecillos. Las piernas de jamón salado y ahumado son otra especialidad de la culinaria ancashina que buscan mucho los turistas. Entre sus comidas, figuran picante de cuy, chicharrón de chancho con mote, matambre, patasca, puchero, tamales y humitas. Para acompañar, se bebe ponche, chicha de jora o maní y caliche (que se prepara con agua caliente, hierbas aromáticas, alcohol y limón). El Callejón de Huaylas cuenta con una gran tradición dulcera. Allí se preparaban los nogales, las fachendas, las rosquitas bañadas, los huevos molles, los molletes y el huevo chimbo.

 

Ancash se caracteriza por la preferencia que se le da a la celebración de las festividades religiosas. Así, el 3 de mayo, en Huaraz, se celebra la fiesta del Señor de la Soledad. En ella se realizan procesiones, misas y bailes en torno al cristo. La festividad religiosa más importante del pueblo de Cabana (Pallasca) es la del Apóstol Santiago, la cual es celebrada el 25 de julio. Del 11 al 15 de septiembre, en Recuay, se saluda al patrono de la ciudad, el Señor de Burgos. La fiesta patronal de la Virgen de las Mercedes se celebra en Carhuaz del 14 de septiembre al 2 de octubre. En esta ocasión, se puede degustar la riquísima llunca cashqui (sopa de trigo con gallina), el aka cashqui (sopa de cuy), la chicha, la champaña, el pomelo (licor de toronja), el pisco y la cerveza. Del 5 al 8 de octubre, en Huari, se realiza la fiesta de la Virgen del Rosario.

 

Ancash tiene su principal atractivo en la cordillera tropical más alta del mundo, la Cordillera Blanca. Sus cumbres, sobre todo el Huascarán, son famosas en el mundo. A fin de conservar el patrimonio natural de la región, se estableció el Parque Nacional Huascarán. En este lugar, destacan las lagunas de Llanganuco, el nevado Pastoruri, los rodales de Puya Raimondi y los manantiales de aguas termales.

 

Al sur de la Cordillera Blanca, se ubica la pequeña Cordillera Huáyhuash, uno de los lugares más antiguos y hermosos de los andes peruanos. Es ideal para practicar el andinismo profesional, debido a que posee picachos de gran altura y muy difíciles para la ascensión. Asimismo, se pueden apreciar bellas lagunas, como Jahuacocha. Hacia el este del departamento, se localiza el conjunto arqueológico Chavín de Huántar. Aquí se encuentran el templo del Lanzón, la Plaza Hundida y réplicas de las cabezas clavas y la estela Raimondi.

 

Huaraz, capital del departamento, es uno de los principales atractivos turísticos del país. Aparte de contar con hoteles y restaurantes, brinda las facilidades para practicar el montañismo, el esquí, o  visitar lugares, como el nevado Pastoruri. Dentro de la ciudad, se localizan el Museo Arqueológico, que contiene piezas de las culturas Chavín y Recuay; el santuario del  Señor de la Soledad, patrono de la ciudad; y los mercadillos callejeros de artesanías. A escasos kilómetros de la ciudad, se puede visitar el Mirador de Rataquenua, desde donde se aprecia todo el panorama de la ciudad, y las aguas termales de Monterrey.

 

Existen numerosos atractivos turísticos en las cercanías de la ciudad Carhuaz. Por ejemplo, en la Punta Olímpica, en la carretera  Carhuaz-Shilla-Chacas, se puede palpar la nieve perpetua y observar las aguas cristalinas de las lagunas; además, es posible practicar el “siqui esquí”, es decir, el deslizarse sentado sobre la nieve. Muy cerca, se halla la quebrada de Ulta, cuyas amplias pampas son utilizadas para jugar el “golf altoandino”. Otro atractivo es la laguna de Auquiscocha; sus aguas discurren entre las rocas formando extraordinarias cascadas y cataratas. En la parte sur de la ciudad, en el barrio de Tambo, se halla el Supe Jkalka (Piedra del  Diablo); es una roca en cuya parte cóncava hay una figura tallada de un diablo que solo se hace visible al remojarla en agua o estrujarla con hierbas.

 

En el litoral ancashino, se ubica la ciudad de Chimbote, el principal puerto pesquero del Perú. Durante los años de auge de la actividad pesquera, se construyeron edificios de gran importancia en la ciudad, como el hotel de turistas. Las más bellas playas y balnearios de la costa del departamento son  Vesique, Samanco, Tortugas, El Huaro, La Gramita, Las Aldas, Tuquillo, Tamborero y  Bermejo.