Recetas Departamentos

 

AREQUIPA

 

En lo que hoy es Arequipa, los más antiguos rastros del hombre con agricultura incipiente y alfarería corresponden a las etnias de los cangos y atacamas, quienes cultivaron maíz, mandioca, frejol, ají, camote y pacay. Hacia el siglo III, surgió la cultura puquina-atacama, desarrollada entre el valle de Majes y el de Antofagasta. A partir del siglo XIV, los incas extendieron su dominio sobre el territorio arequipeño, donde habitaban diversos grupos regionales, como los collaguas, collapas, tampus, yarabayas, chichas, chilques y yanahuaras.

 

El 15 de agosto de 1540, festividad de la Virgen de la Asunción, el extremeño García Manuel de Carvajal fundó la “Villa Hermosa del Valle de Arequipa” en la orilla izquierda del río Chili. Pronto se convirtió en una importante villa en las colonias españolas del Perú, pues era un paso obligado en el transporte de la plata extraída de las minas de Potosí; asimismo, era centro del comercio entre Lima (capital del virreinato español) y el sur de las colonias españolas (todo el sur de Latinoamérica).

El departamento de Arequipa, ubicado en la costa y sierra sur del territorio peruano, consta de ocho provincias. La más poblada y desarrollada de ellas es la de Arequipa, la capital. Camaná es una provincia agrícola, que posee grandes cultivos de arroz; además, cuenta con recursos pesqueros, como harina y aceite de pescado, pesca para consumo directo y camarones del Ocoña. Caravelí, provincia potencialmente agrícola, produce frutas, aceitunas y oro. El principal cultivo de Castilla es el arroz; su ganadería es básicamente de vacunos. La producción agropecuaria de Caylloma se centra en la crianza de llamas, alpacas, ovejas y vacunos. Condesuyos produce trigo, cebada, maíz y papas; su ganadería es de camélidos, ovino y vacuno.  En la provincia Islay se producen, sobre todo, arroz, caña de azúcar y olivo; asimismo, se cría ganado vacuno para la producción de leche, y la pesca tanto industrial (fabricación de harina y aceite de pescado) como artesanal (extracción de camarones) es de gran importancia. En La Unión, la agricultura está poco desarrollada; se practica la ganadería de camélidos (llamas y alpacas).

 

 

 

 

 

Entre los principales productos agrícolas del departamento, figuran la cebolla, la kiwicha, la alfalfa, el ajo, la aceituna, el sorgo grano, el orégano, el frejol grano seco y el trigo. En relación con la ganadería, se crían fundamentalmente vacunos y alpacas; Arequipa produce ingentes toneladas de leche, la cual en gran parte es industrializada. La actividad pesquera se efectúa a través de los puertos de Matarani, Mollendo, Chala y Quilca, que procesan la anchoveta para fabricar harina y aceite de pescado; asimismo, se extrae el camarón de río. Con respecto a la minería, se extraen oro, plata, cobre y, en menor medida, plomo y zinc.

La gastronomía arequipeña se caracteriza por su buen sabor y condimentación picante, por lo que a los restaurantes que venden comida tradicional se les llama “picanterías”. Entre sus platos típicos, destacan los chupes (caldo concentrado), sobre todo el de camarones; el rocoto relleno; el cuy chactado; el locro (con papas y carne guisadas); el chaque; la ocopa arequipeña; el chairo; el adobo arequipeño (espesado picante de carne de cerdo). La chicha de jora es la bebida tradicional que acompaña las comidas.

 

La Virgen de Chapi es la patrona de Arequipa; el 1 de mayo se realizan las peregrinaciones a su santuario, ubicado a 45 kilómetros de la ciudad de Arequipa. Asimismo, otras peregrinaciones se llevan a cabo el 8 de septiembre, en la celebración de la Natividad de la Virgen, y el 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción. Algunas de las festividades populares de Arequipa están vinculadas con las religiosas. Por ejemplo, el aniversario de la ciudad es también el día de la Señora de la Asunción, celebrado el 15 de agosto. Aparte de las misas y procesiones, hay desfiles de carros alegóricos, elección de reinas y bailes sociales.

En la Ciudad Blanca, aún se preservan monumentos históricos coloniales, como el convento de Santa Catalina, la catedral, la Casa del Moral, etc. Fuera de la ciudad, el Cañón del Colca es un punto obligado de visita para los turistas. Entre sus enormes montañas se pueden apreciar andenes, nevados, poblados rodeados de cultivos; además, este lugar alberga una diversidad de animales, como el majestuoso cóndor, el puma, la vizcacha (conejo andino), la taruka (venado andino).

 

Durante el verano, las playas más concurridas del sur del Perú son Mollendo y Mejía; estos lugares propicios para la práctica de la pesca y caza submarina cuentan con servicios de restaurantes, cuerpo de salvamento, estacionamiento vehicular, campos deportivos, etc. El famoso Castillo Forga, construido sobre un peñón junto al mar, es de arquitectura medieval, posee forma de popa de un barco y representa un símbolo de identificación de Mollendo. El Santuario Nacional Lagunas de Mejía, situado a 20 kilómetros al sur de Mollendo, cuenta con un área aproximada de 100 hectáreas y con tres espejos de agua; su importancia se demuestra por la presencia de diversas especies de aves.