Recetas Departamentos

 

HUÁNUCO

 

La importancia del departamento de Huánuco radica, entre otros aspectos, en su aporte a la consolidación de nuestra cultura.  Los restos localizados en Lauricocha se cuentan entre los primeros testimonios de la presencia de pobladores preagrícolas en América; las pinturas rupestres allí encontradas nos muestran a los antiguos huanuqueños cazando camélidos andinos.  Asimismo, se halla en Kótosh el Templo de las Manos Cruzadas, centro ceremonial que pertenece a la fase más antigua del período Formativo.  Los huánucos, grupo que dominó la región entre el siglo XII y la llegada de los españoles, fueron los fundadores de ciudad de Wanuko-Marka (conocida como Huánuco Viejo); esta ciudad fue la más importante del Chinchaysuyo.

 

Huánuco es la única ciudad del Perú que fue fundada tres veces, entre 1539 y 1543, en tres lugares distintos de la misma región.  Durante la etapa de emancipación, fue una de las primeras ciudades en impulsar la independencia del país, a inicios del siglo XIX. Los próceres Juan José Crespo y Castillo y Gabriel Aguilar murieron heroicamente por la causa emancipadora.

 

 

 

 

 

El departamento de Huánuco, ubicado en la zona centro oriental del Perú, está constituido por un 61% de selva y un 39% de sierra.  En relación con la producción dentro de sus provincias, mencionamos lo siguiente.  En Ambo se cultiva la caña de azúcar.  En Dos de Mayo se hallan vetas de oro mineral y un pequeño yacimiento de antimonio.  Huacaybamba y Huamalíes son provincias agrícolas; en esta última se producen papas, maíz, cebada, café, coca.  En Lauricocha y en Pachitea se encuentran yacimientos polimetálicos.  La capital de Leoncio Prado, Tingo María, es pródiga en recursos agrícolas, forestales y ganaderos. Puerto Inca cuenta con uno de los yacimientos petrolíferos más antiguos de la selva y con gravas auríferas; además, existen proyectos de acuicultura y de ganadería.  En Yarowilca hay yacimientos de oro mineral.

 

A pesar de que Huánuco es un departamento potencialmente rico gracias a que cuenta con tierras agrícolas, pastos naturales y diversidad de climas, solo un pequeño porcentaje de su superficie agrícola está bajo riego.  Sus más representativos cultivos son la papaya, el té, el olluco, la papa y la coca.  En relación con la ganadería, produce carne de porcino y de ovino.  En cuanto al sector minero, se extraen cantidades poco significativas de plata, zinc, cobre y plomo.

 

La gastronomía huanuqueña emplea ingredientes nativos, como el cuy, el ají, el chincho (sazonador), las papas, y foráneos que llegaron luego de la conquista, como el cerdo, el cordero y las aves de corral.  También emplea el plátano verde, el palmito y las carnes del monte.  Su comida es sencilla, pero sabrosa.  Entre los platos típicos, figuran la pachamanca, el picante de cuy, el locro de gallina, los cuales se acompañan con chicha de jora o maní, además del tradicional guarapo.  Sus postres más conocidos son prestiños, pan de maíz y mazamorra de calabaza.

 

Entre las festividades populares más representativas de Huánuco se encuentra la Danza de los Negritos, que se baila desde el 24 de diciembre hasta el 6 de enero en honor al Niño Dios. En febrero, en cada uno de los poblados del departamento se celebran los carnavales; hay comparsas, desfile de carros alegóricos y elección de sus reinas. El 15 de agosto se lleva a cabo el aniversario de la fundación española y la Semana Turística de Huánuco.  Del 27 al 30 de octubre se celebra, con misas y otros actos religiosos, la festividad del Señor de Burgos, patrono de Huánuco; la devoción del pueblo huanuqueño es comparable con la que guardan los limeños por el Señor de los Milagros.

 

Los principales atractivos de la ciudad de Huánuco, capital del departamento, son su bella plaza de armas, con su pila de granito; el puente de cal y canto, que cruza el Huallaga; las iglesias coloniales, como la de San Francisco; y las casonas.  Cerca de la ciudad, se encuentra Kótosh, complejo arqueológico con más de cuatro mil años de antigüedad; entre sus construcciones, destaca el Templo de las Manos Cruzadas.

 

Localizada a 139 kilómetros de Huánuco, Tingo María es una ciudad rodeada de la cadena montañosa la Bella Durmiente, que semeja el perfil del cuerpo de una joven mujer recostada sobre la hierba.  A las puertas de la ciudad, está el Parque Nacional Tingo María, que protege lugares de gran belleza natural, como la Cueva de las Lechuzas, un sistema subterráneo de cavernas de piedra calcárea que alberga una colonia de guácharos (aves nocturnas), murciélagos y golondrinas.