Recetas Departamentos

 

TACNA

 

En el departamento de Tacna se localizan las cuevas de Toquepala, un punto de partida para investigar la antigüedad del hombre en nuestro país. En las cuevas, se hallaron restos de grupos humanos que corresponden a la Edad de Piedra y pinturas rupestres que exhiben rituales ancestrales de cacería. Los primeros conquistadores españoles llegaron a la región en 1537, fecha en la que Diego de Almagro regresó de su fracasada expedición a Chile. Los tacneños se opusieron al poder español en dos insurrecciones: la de Francisco Antonio de Zela, en 1811, y la de los hermanos Paillardelli, en 1813.

 

El 25 de junio de 1875, la ley del gobierno de Manuel Pardo otorgó existencia definitiva al departamento de Tacna, que incluía en su jurisdicción Arica y Tarapacá. Sin embargo, la guerra con Chile trajo consecuencias negativas. El departamento de Tacna fue ocupado por los chilenos a partir de la década de 1880. Por el Tratado de Ancón se les cedió Tarapacá y se les entregó por diez años Tacna y Arica. Aunque casi 50 años Tacna permaneció ocupada por fuerzas invasoras que pretendieron inculcar su nacionalidad a los peruanos residentes en dicha ciudad, más pudo la convicción nacional de entregarse de nuevo al Perú.  Esto posibilitó que Tacna regresara al seno de la patria el 28 de agosto de 1929.

 

 

 

 

 

Ubicado en el extremo sur del país, el departamento de Tacna se divide en cuatro provincias. Candarave es la más andina, vinculada con la meseta del Collao. Tarata se caracteriza por la calidad de sus frutas. Jorge Basadre posee, en el curso terminal del río Locumba, abundantes pastizales usados para la ganadería. Tacna, la más grande de las provincias, es rica en cultivos perennes o frutales.

 

A pesar de que la agricultura tacneña depende de las irrigaciones que puedan desarrollarse, cuenta con significativos cultivos de aceitunas, orégano, alfalfa y cebolla. En relación con la ganadería, destaca la producción lechera, que es procesada en gran parte por las empresas Laive y Gloria. El centro minero de Toquepala, ubicado en la provincia de Tacna, es uno de los principales productores de cobre del Perú. Últimamente se está desarrollando la industria. El departamento cuenta con algunas empresas manufactureras: Conservera del Sur, que envasa pescado; la fábrica Inolsa, que produce aceite de oliva; la fábrica Michel, de hilados de lana.

 

La cocina tacneña, al igual que la de otros departamentos sureños, emplea la carne de cordero, el rocoto, el maíz, la chalona, el charqui para elaborar la mayoría de sus comidas. Entre sus platos típicos, figuran choclo con queso, picante a la tacneña, patasca, cordero a la parrilla, chicharrón de chancho con maíz tostado, cuy chactado, adobo de chancho, pastel de choclo. Las bebidas típicas son Tacna sour, macerados (damasco, frutilla, tumbo), vino de chacra de la campiña tacneña, chicha de maíz y chimbango (preparado con higo maduro).

 

Las festividades en Tacna no solo se realizan en homenaje a los santos patronos, sino que también están vinculados con las actividades agropecuarias. Así, en el festival de la Noche de San Juan, que se lleva a cabo el 24 de junio, se quema la leña a fin de asegurar la reproducción del ganado y la fertilidad de la tierra. En el mes de julio, se efectúa el festival de la Uva y el Vino. Cada 28 de agosto, los tacneños, con mucha emoción, realizan la procesión de la bandera; asimismo, hay una Feria Agropecuaria, Industrial y Artesanal durante la semana de Tacna (los últimos días de agosto). El 14 de septiembre se lleva a cabo la peregrinación al santuario del Señor de Locumba.

 

Tacna, la Ciudad Heroica, ofrece al visitante historia y peruanidad. Su catedral fue construida en 1875 con estilo neorenacentista y líneas arquitectónicas muy finas. Cerca de ella se encuentra la hermosa pila ornamental de granito de seis metros de altura; fue obsequiada al gobierno del presidente Balta en 1869. El Arco Parabólico, ubicado en la plaza de armas, se levanta en honor a los héroes de la Guerra del Pacífico. El Parque de la Locomotora fue construido para albergar la locomotora que condujo a las tropas peruanas y sus pertrechos en la épica defensa del Morro de Arica. El Museo Histórico, ubicado en el centro de la ciudad, fue creado en 1957 con el objetivo de mostrar la historia tacneña desde los tiempos remotos hasta la época republicana. El Museo Ferroviario, localizado en la estación del tren Tacna-Arica, posee gran valor histórico y arquitectónico, debido a que conserva el 90% de sus elementos originales; de incomparable atracción turística, nos brinda una idea del proceso histórico del ferrocarril.

 

Fuera de la ciudad, también se encuentran diversos lugares turísticos, como las fuentes geotermales de Calientes, que previenen la gota, el reumatismo y otras enfermedades; las bellas playas de arena Boca del Río y Vila Vila; la laguna de Aricota con sus ocho kilómetros de longitud es espléndida, además de ser refugio para la vida silvestre altoandina; las pinturas rupestres de Toquepala, en las que se aprecia parte de la historia de los antiguos pobladores de los Andes